HACHIKO, AMO A LOS AKITAS.